Español: un tesoro entre palabras

Los tesoros del español

El español es un tesoro y, como todos los buenos tesoros, a veces está tan bien escondido que no tenemos la oportunidad de descubrirlo. Hoy me enfundo mi pala literaria para buscar bajo tierra todas aquellas monedas que hacen del español un idioma digno de conocer en profundidad. Porque si tienes suerte y prestas atención, algunas de estas moneditas de oro brillan cuando los rayos del sol del amanecer rebotan contra ellas. ¿Tienes curiosidad por saber lo que he encontrado? ¡Sigue leyendo!

Resulta que, si tenemos en cuenta las personas que tienen el español como lengua materna, el español es el segundo idioma más hablado del mundo, tan solo por detrás del chino mandarín. Lo cierto es que desciende a tercera posición si tenemos en cuenta también los hablantes adquiridos (estudiantes de una lengua) adelantándole el inglés, pero aun así es todo un logro, ¿no?

Además, se ha colado como idioma oficial, o al menos como idioma cuyo aprendizaje se fomenta, en los cinco continentes: Europa y América parecen evidentes, ¿y el resto?

En África es lengua oficial en Guinea Ecuatorial y, si hacemos un poco de trampa, también lo es en Canarias, Ceuta y Melilla. Por otro lado, es una lengua muy extendida en Marruecos y cuyo aprendizaje se fomenta en el Sáhara Occidental.

En Asia es cierto que ha dejado de ser lengua oficial en Filipinas, pero allí se fomenta considerablemente su estudio como lengua extranjera. Además, tanto en Israel como en Irán está aumentando el número de estudiantes de lengua española… Siendo flexibles, nos vale.

En Oceanía, además de existir minorías hispanohablantes en Australia y Nueva Zelanda, ¡también es lengua oficial en la Isla de Pascua! Bueno, es verdad que es una dependencia de Chile, pero aun así, cuenta.

La tercera monedita de oro nos viene de la mano de internet, donde el español es la tercera lengua más utilizada (detrás del chino mandarín y el inglés, de forma paralela a lo que ocurre en el mundo analógico). Sin embargo, en plataformas como Facebook, Twitter o Wikipedia, el español es la segunda lengua (menos mal, porque como tenga que entender una wiki-explicación en chino, voy lista).

Otro dato que me servirá de excusa para unas cuantas entradas nuevas: a pesar de que el español cuenta con 93.000 palabras reconocidas en la vigésimo tercera edición del Diccionario de la RAE (y de cerca de 70.000 americanismos de forma adicional), el hispanohablante medio solo cuenta con poco más de 20.000 palabras en su registro activo y un total de cerca de 40.000 en su registro pasivo… Veo un gran potencial de aprendizaje, me pongo manos a la obra ;).

Y la quinta y última monedita de oro con la que cierro esta entrada es que nuestro idioma se considera el más rápido del mundo, es decir, el idioma que te permite decir más sílabas por segundo. Como te lo cuento, hay alguna persona con la que me he topado que ciertamente corrobora esta teoría

* * *

Y hasta aquí el pequeño tesoro de hoy. Cierro el cofre y escondo las monedas, que si alguien las encontrara, me quedaría sin reclamo para que se sigan leyendo mis publicaciones.

6 Comentarios

  • Antonio

    Hola Albichuela. Desde luego eres una caja de sorpresas. Le das a todo y todo bien. Me siento muy orgulloso de tí ( cómo si fueras mi hija). Que aunque no soy familia, cómo si lo fuera.
    Sabes que te quiero un montón y que me alegro por todo lo bueno que te pase y espero que cada día sean más las cosas buenas que te ocurren. Muchísimos besos.
    Sólo me hago una pregunta: cómo puede haber salido una niña tan maravillosa de un cascote cómo tú padre

  • Alba

    ¡Muchas gracias por tus palabras! Calla, calla, que es posible que en alguna entrada que tengo me haya dejado influenciar por las palabras de mi cascote-padre. ¡A ver si la encontráis! ¡Un beso muy fuerte!

  • María Victoria Frontera Garcia

    Que de curiosidades y tesoros guarda nuestro rico lenguaje, como tu, una moneda de mucho peso y valía.
    No te canses de darnos momentos de placer y relax en el día con tus escritos,.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *