• Agresor nocturno
    Relatos

    Agresor nocturno

    Él buscaba con ansia su próxima víctima. Sabía que estaba cerca y sentía el estómago protestar. Acababa de despertar. En mitad de la oscuridad de la noche sentía las respiraciones del dueño de la casa y de su perro. Se introdujo con sigilo por la ventana y miró a ambos lados. Se encontraba en una habitación con una cama a un lado y una mesa al otro. Una estantería al frente llena de libros evidenció que su futura víctima adoraba la lectura. A los pies de la cama, una figura peluda se movió en la oscuridad. El atacante se mantuvo inmóvil pegado a la pared, cerca de la ventana por…